¿Funcionan realmente las aplicaciones de filtrado de luz azul?

Básicamente, se ha convertido en una sabiduría aceptada que mirar las pantallas demasiado cerca de la hora de acostarse interferirá con su sueño, y esto no es solo un mito popular. hay real evidencia científica que la luz azul tiene efectos pequeños, pero medibles, en muchos de los sistemas de su cuerpo y cerebro, desde los ritmos circadianos hasta las células de su retina. No afecta a todos de la misma manera, y no es una crisis de salud pública, pero reducir el consumo de luz azul podría ser al menos un poco beneficioso.

¿Por qué luz azul, específicamente?

espectro de luz azul

La luz azul está en el extremo superior del espectro de energía, lo que significa que el fotón rebota hacia arriba y hacia abajo un poco más rápido que en otros colores. Una longitud de onda más corta significa que hay menos distancia entre cada pico de la onda (665 nanómetros para la luz roja, 470 para la azul), y se detecta el color porque estas ondas rebotan directamente en la retina.

Tu cerebro procesa estas longitudes de onda y recibe algunas señales sobre qué hacer. Cualquier cantidad de luz puede enviar un «¡despierta!» señal, pero la energía superior envía el mensaje más fuerte de todos. Los LED azules no son el color de mayor energía, pero debido a que están en todo, estamos absorbiendo gran parte de su luz.

Este es tu cerebro en luz azul

cerebro-luz-azul

La luz azul es realmente buena para ti. Su «memoria, estado de alerta, capacidad de atención, tiempos de reacción, capacidad de aprendizaje y rendimiento cognitivo funcionan mucho mejor bajo la luz azul», por lo que si necesita trabajar, podría darle un pequeño impulso. La relación saludable solo se vuelve un poco tóxica si recibimos demasiada luz azul o si consumimos una dosis demasiado alta a altas horas de la noche. La investigación ha encontrado evidencia de algunos efectos negativos, pero generalmente no son demasiado graves.

Problemas para dormir

Una de las razones por las que la luz azul te pone especialmente más alerta es que inhibe la producción de melatonina en tu cerebro, lo que significa que tu cerebro no recibe la señal que dice que es hora de dormir. Esto podría hacer que le resulte más difícil conciliar el sueño y disminuir la calidad del sueño que obtiene. No todos los humanos reaccionan de la misma manera, pero en promedio, generalmente se ha encontrado que este efecto existe. La falta de sueño, especialmente menos de seis horas por noche, puede conducir a otro conjunto de problemas de salud.

Un ritmo circadiano interrumpido

azul-luz-circadiana

Todos tenemos un ritmo circadiano diferente: el reloj interno que realiza un seguimiento de cuándo es hora de sentirse somnoliento o más despierto. Quedarnos despiertos hasta tarde con luz artificial no parece ser un gran problema para nosotros, pero la luz artificial azul puede ser más perturbadora que otros tipos, especialmente a altas horas de la noche.

Un estudio de Harvard comparó los efectos de 6,5 horas de exposición a la luz azul con la misma cantidad de exposición a la luz verde y descubrió que la luz azul cambiaba los ritmos circadianos en un promedio de 3 horas, frente a las 1,5 horas de la luz verde. Esto puede hacer que tengamos mucho más sueño durante el día e incluso se ha relacionado con problemas de salud, como un mayor riesgo de diabetes.

La luz azul y tu cuerpo

cuerpo de luz azul

La luz azul afecta tu cuerpo indirectamente al alterar un poco tu cerebro, pero resulta que la luz de alta frecuencia, como la luz azul, también puede ser algo dañina para tu ojo. La luz de alta energía, como los rayos ultravioleta, definitivamente puede dañar la piel, por lo que es posible que la luz azul intensa esté afectando los fotorreceptores más sensibles de los ojos.

El efecto se ha demostrado en estudios con animales, pero aún no se ha confirmado en humanos. De cualquier manera, todavía no es motivo de demasiada alarma. En el peor de los casos, es poco probable que haga algo más que acelerar un poco el proceso natural de envejecimiento de los ojos.

Cómo no tener tristeza

Dado que la ciencia parece estar de acuerdo en que grandes cantidades de luz azul artificial no son buenas para usted, vale la pena buscar soluciones.

aplicaciones

luz-azul-modo-noche

Usar una de esas aplicaciones de filtro azul es probablemente la forma más fácil de reducir su consumo, pero en realidad no hay mucha evidencia sobre su efectividad. La función de reducción automática del brillo puede ayudar más, ya que definitivamente se ha demostrado que menos luz ayuda con los niveles de melatonina. A pesar de la falta de pruebas contundentes, el uso de estas aplicaciones no hace daño.

Lentes que filtran la luz azul

anteojos de luz azul

También llamados «anteojos de computadora», estos anteojos generalmente están teñidos de amarillo (pero puede obtener versiones claras), lo que cambia la longitud de onda de la luz que pasa a través de ellos. Bloquean la luz azul y usarlos mientras usa dispositivos cerca de la hora de acostarse puede ayudarlo a alcanzar niveles de melatonina más naturales. Sin embargo, los estudios sobre su eficacia no son concluyentes en gran medida.

Filtros de luz azul para tus dispositivos

filtro de luz azul

Si no desea comenzar a usar anteojos, puede optar por colocar un filtro de luz azul directamente en la pantalla de su dispositivo. En su mayoría son transparentes, por lo que su pantalla no tendrá ese tono rojizo, pero funcionan según el mismo principio que las gafas.

Restricción del uso del dispositivo por la noche

luz-azul-teléfono-en-la-noche

Seamos honestos, esta solución es la peor. Incluso si pudiera pasar la mayoría de las tardes sin necesidad de usar su teléfono o computadora, ¿le gustaría? Sin embargo, si menos tiempo frente a la pantalla le parece bien, el consejo general es deshacerse de los dispositivos una o dos horas antes de acostarse.

Conclusión: no entres en pánico

La luz azul no quemará tus retinas ni te volverá insomne ​​por mucho que mires una pantalla. Algunas personas pueden tener respuestas biológicas más fuertes que otras, pero mientras no duermas menos de seis horas por noche, la disminución de la luz azul probablemente no cambiará tu vida. Por supuesto, siempre surgen nuevas investigaciones, por lo que no está de más tomar algunas precauciones si te hace sentir mejor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *