Cómo los teléfonos inteligentes, la IA y el crowdsourcing ayudan a los ciegos y los discapacitados visuales

Los teléfonos inteligentes no son solo rectángulos brillantes llenos de estímulos visuales: son un paquete de sensores portátiles y una computadora, y un número creciente de empresas los están poniendo a trabajar para los ciegos y los discapacitados visuales. Algunas aplicaciones son viejas, como la conversión de texto a voz y la detección de colores, pero algunas utilizan el poder de conexión de Internet y la inteligencia artificial para hacer de todo, desde navegar hasta reconocer las emociones en los rostros de las personas.

Aunque hay un número creciente de aplicaciones disponibles para Android, la plataforma más popular para aplicaciones de asistencia es iOS. Gracias a las capacidades integradas, como el lector de pantalla VoiceOver, el iPhone atrajo a muchas más personas conscientes de la accesibilidad al principio, y la mayoría de las aplicaciones similares desde entonces se han desarrollado para él. En los últimos años, las aplicaciones para contar dinero, leer la intensidad de la luz y leer códigos de barras han aparecido en todas partes, pero la IA y el Internet móvil rápido han cambiado las reglas del juego.

Las Máquinas: Inteligencia Artificial

ai-vista-ai

El texto a voz y el reconocimiento de color son útiles, pero la próxima generación de aplicaciones para ver el ojo está impulsada por inteligencia artificial. Aplicaciones como la de Microsoft Ver IA y Visualizar van más allá del simple escaneo y reconocimiento y utilizan el aprendizaje automático y las redes neuronales para desbloquear un nuevo conjunto de herramientas para usuarios con discapacidades visuales.

Ver AI, por ejemplo, puede reconocer a las personas, adivinar su edad y darte una idea de cómo se sienten. Su equipo de desarrollo también está trabajando en su capacidad para decirle lo que está pasando en una escena. Puede que solo sea cuestión de tiempo antes de que los teléfonos inteligentes puedan proporcionar una narración continua en tiempo real sobre el entorno de un usuario.

Parece que no faltan empresas que trabajan para incorporar la IA y el aprendizaje automático en la accesibilidad, con proyectos como TapTapSee, Visión AiPolye incluso Búsqueda de Google trabajando y lanzando aplicaciones que usan cámaras y sensores de teléfonos para decodificar el mundo.

Los humanos: ojos que ven

ai-sight-be-my-eyes

A pesar de lo buena que es actualmente la IA, no es infalible y probablemente no sea de mucha ayuda en situaciones más complejas. Cuando tiene un problema que requiere intervención humana, existen algunas aplicaciones que facilitan que las personas con discapacidad visual se comuniquen con un voluntario vidente. El más popular es se mis ojos, que reúne a más de un millón de voluntarios para ayudar a 80 000 usuarios. Siempre que haya una conexión a Internet decente, el voluntario puede ver a través de la cámara del teléfono y transmitir información al usuario.

Aira es un servicio aún más sofisticado, que utiliza anteojos de cámara de video (similares a Google Glass) para brindar una transmisión de video a un agente de asistencia. Viene con una tarifa mensual alta, pero los agentes están capacitados y al menos la tecnología de Google Glass fue útil en algún lugar.

Moverse: aplicaciones de navegación

ai-sight-blindsquare

Si bien las capacidades de navegación se están integrando cada vez más en otras aplicaciones, todavía existe toda una clase de aplicaciones diseñadas específicamente para ayudar a las personas ciegas y con problemas de visión a llegar a donde necesitan ir. Uno de los más populares es Cuadrado ciegouna aplicación que no solo te da indicaciones de «girar a la izquierda», «girar a la derecha», sino que también describe tu entorno y puntos de interés para ti.

La aplicación Soundscape de Microsoft hace algo similar, al igual que Vía Opta Nav, GPS del ojo que ve, y varios otros. Ofrecen características como darte instrucciones por vibración, permitiéndote grabar notas que pueden activarse para reproducirse en ciertos lugares y, a medida que la IA comienza a integrarse cada vez más, es probable que comiencen a brindar aún más información en tiempo real.

Conclusión: el futuro de la tecnología de asistencia

A medida que la tecnología continúa haciéndose más inteligente, más pequeña y más extendida, las opciones para usuarios ciegos y con discapacidades visuales continuarán expandiéndose. La IA y el aprendizaje automático son dos de los campos más prometedores, pero el Internet de las cosas también es un desarrollo interesante: una red de sensores que rodean e interactúan con un usuario ciego abriría muchas posibilidades. Abrir estas puertas no solo beneficiará a los usuarios, sino a la sociedad en su conjunto, brindando a las personas únicas y talentosas más oportunidades para ayudar a construir el futuro.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.