Cómo arreglar el problema de carga lenta de mi teléfono celular

¿No odias cuando conectas tu teléfono para cargarlo antes de salir de casa y descubres que no se está cargando? ¿Cómo te sientes cuando enchufas tu teléfono toda la noche y apenas se carga? Estos problemas son comunes y, afortunadamente, las soluciones no requieren que se agote y compre un nuevo teléfono de inmediato.

Si la caída en la velocidad de carga del teléfono se debe a una batería envejecida o dañada, no hay mucho que pueda hacer más que cambiar la batería (o el teléfono). Pero si nota un cambio drástico en la velocidad de carga, hay varias cosas que puede intentar para solucionar este problema de carga lenta.

Cambiar el cable de carga

Los cables USB soportan muchos abusos, especialmente cuando las personas que viven en la misma casa usan el mismo cable. Se dejan caer, se doblan y se almacenan en lugares con variaciones significativas de temperatura (como su automóvil).

Cable USB

Entonces, si su teléfono se está cargando lentamente, su primer paso debe ser probar con un cable diferente. Si su teléfono se carga a diferentes velocidades según el cable que use, es posible que desee comprar un cable más nuevo y de mejor calidad.

Si todavía usa el cable USB delgado que viene con su teléfono anterior, cámbielo. Los cables USB más nuevos suelen ser más gruesos y pueden transportar más energía.

Cambiar el adaptador

Adaptador de carga

Mientras está en eso, intente cambiar su adaptador junto con el cable. Si todavía usa el adaptador que vino con su último teléfono, no está funcionando tan bien como lo haría el nuevo. Los adaptadores más nuevos a menudo tienen una potencia de salida más alta que puede cargar su teléfono más rápido.

Compruebe la potencia nominal

Si cambia a otro tomacorriente de carga y descubre que está cargando su teléfono lentamente, podría ser que el tomacorriente no proporcione suficiente potencia de salida. También hay enchufes de pared con puertos de carga USB. Compruebe la potencia de salida de estas tomas USB de pared. Algunos de ellos solo emiten 1A de corriente, lo cual es insuficiente para cargar rápidamente su teléfono. Los teléfonos más nuevos (con mayor capacidad de batería) generalmente requieren de 2 a 3 A de corriente para una carga rápida.

La solución para esto es simple. Simplemente mueva el adaptador a una toma de corriente diferente y vea si aumenta la velocidad de carga.

Problemas con el puerto de carga

Puerto telefónico

El puerto también puede causar una carga lenta en su teléfono. Use una linterna y mire dentro del puerto de su teléfono, usando una lupa, si es posible. Busque partículas pequeñas que puedan quedar atrapadas en el interior. Estas partículas impiden una buena conexión y ralentizan el proceso de carga. Si ve algo allí, use un palillo de dientes de madera o un cepillo pequeño y suave para eliminar la obstrucción.

Cerrar aplicaciones en segundo plano

Si su teléfono se está cargando lentamente, probablemente también tenga problemas para mantener la carga durante el día. Las aplicaciones adicionales que se ejecutan en segundo plano pueden estar causando este problema. Tanto Android como iOS tienen configuraciones que puede verificar para ver qué aplicaciones pueden estar agotando la batería. Abra su menú de Configuración y seleccione Batería para ver qué aplicaciones puede cerrar.

Batería dañada

Puede quitar la batería e inspeccionarla para ver si hubo daños. Sin embargo, recientemente, los fabricantes han cambiado a baterías no extraíbles que no se ven.

Compruebe si hay daños inspeccionando la parte posterior de su teléfono inteligente. Busque un ligero bulto sobre la batería.

Si la carga de su teléfono cae rápidamente de la carga completa a la mitad de su vida útil, también podría indicar una batería dañada.

No uses tu teléfono mientras se carga

Conectado

Aunque es tentador, no uses tu teléfono mientras se está cargando. En cambio, déjalo solo mientras está en el cargador. Aún mejor, considere apagarlo. Se cargará más rápido porque no hay pérdidas de energía.

Si su teléfono se está cargando lentamente, espero que una de estas soluciones ayude a acelerarlo. No podrá volver a la carga ultrarrápida que tenía cuando sacó el teléfono de la caja, pero puede hacer que sea más fácil tomar su teléfono y no preocuparse de que se agote rápidamente.

Relacionado:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *